Estudiante, mujer y mamá, la historia de Frida una de ‘Las Mejores Mil’

  • Escrito por Nayeli Romero
  • viernes 13 diciembre 2019
  • Categoría: Tlaxcala

Frida es madre soltera, ha cuidado de su hija desde hace seis años y sola se hace cargo de su manutención, también es hija mayor en una familia de tres hermanos, estudiante de quinto semestre de derecho y mujer, alumna; una de ‘Las mejores mil’ y becaria del programa gubernamental en 2018 y 2019, un estímulo económico que reconoce el mérito y esfuerzo de estudiantes evaluados mediante las pruebas EXANI I y EXANI II.

Y es que Frida no recibe una beca por descubrir su ‘camino’ ni por mantenerse ‘ocupada’ siendo aprendiz de algo, más bien, su mérito radica en perseverar por conseguir sus sueños, unos que puso en pausa cuando se convirtió en mamá.

‘Estudiaba los sábados y entre semana trabajé en una pastelería para poder solventar los gastos de mi hija, luego me decidí a continuar preparándome para darle una mejor calidad de vida a Fátima; ahora estudio en las mañanas y cuido de ella en las tardes, 3 mil 500 pesos mensuales durante un año han sido un respiro, un alivio para poder solventar mis gastos y los de mi hija’ señala la joven universitaria.

La becaria y alumna de quinto semestre de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), no bromea cuando dice que la estigmatización ha sido el enemigo más duro a vencer.

¿Para qué estudias si ya eres mamá? Preguntas como esa ha escuchado desde que retomó su preparatoria en la modalidad autoempleada en el CBTA 212.

Y es que, aunque el apoyo de su familia (mamá y hermanos) le resulta valioso, este no es económico, recurso vital para concluir con su sueño, convertirse en abogada e insertarse en el Poder Judicial.

¿Por qué decidiste concluir tu prepa y matricularte en la universidad?

Imagino que por la misma razón que tiene cualquier papá o mamá, para ser mejor y una mamá preparada.

Pero, podías acceder a programas de gobierno

Sí, pero ese no era mi plan, lo más complejo es la estigmatización, les dices que quieres estudiar y te dicen ¿para qué? Ya eres mamá, ahora debes trabajar.

Y entonces…

Vengo de una familia de condición muy humilde tuve la información para decidir abortar o no, pero esto no pasó por mi cabeza, respeto a quien eso decida, pero yo decidí sobre mi cuerpo y quise a mi hija, creo que eso fue lo primero que pensé; sobre los sueños, es válido quien se quede solo con el amor de mamá y detenga todos sus planes por ello, yo pienso que también nosotras como mujeres somos importantes, ellos se convierten en un motor.

Sentadas en la mesa de un café, Frida cuenta que bromeó con su hija horas antes ‘Si ganamos esta beca tendremos navidad, sino, no’ Fátima sonríe y sabe que llegará esa época a su hogar, un espacio pequeño donde sólo cabe una cama individual y un mueble de 30 centímetros, todas las pertenencias de Frida.

¿Cómo una abogada en formación qué piensas sobre todas las ideas feministas?

Valido parcialmente los conceptos porque gracias al feminismo hoy podemos votar y se nos reconocen algunos derechos, pero no comparto la idea de ser más sólo por nuestro género, creo que es un asunto de equidad más que de igualdad porque como mujeres somos diferentes y las ‘desigualdades’ son necesarias, la violencia no es viable.

¿Sobre el aborto?

Lo más complejo es definir como dicen, quien se estaba ‘divirtiendo’ y quien no, apoyo que sea permitido, seguro y legal, pero es una decisión personal y que involucra la salud física y mental de quien lo practica.

El próximo enero Fátima la hija de Frida cumplirá 7 años, nada desde su nacimiento ha sido fácil para esta mujer, una de las mejores mil.

‘A otras mujeres les diría que tengan un proyecto, determinación y voluntad, siempre existirá una manera de alcanzar nuestros sueños’.