Bomba de tiempo

  • Escrito por Víctor Manuel Acosta
  • martes 05 noviembre 2019

La falta de atención y solución al conflicto por límites territoriales entre los municipios de Chiautempan y Tlaltelulco ponen en riesgo la estabilidad política y social de estas demarcaciones.

Y es que en días anteriores vecinos de ambos municipios mediante manifestaciones en Palacio Legislativo exigieron respuestas a los límites territoriales porque defienden lo que ellos dicen, les corresponde.

Los diputados locales, principalmente, la representante del Distrito IX, María Félix Pluma Flores, está obligada a entregar alternativas de solución inmediatas para evitar enfrentamientos de lamentables consecuencias.

La legisladora de MORENA que representa a los municipios de Chiautempan y Tlaltelulco en el Congreso del Estado desconoce la magnitud del problema, y es que en días anteriores se deslindó de este asunto, incluso refirió en algunas entrevistas con medios de comunicación que se mantendrá al margen, cuando su deber y obligación como parlamentaria es interceder en la solución de este conflicto.

La falta de experiencia legislativa han orillado a Pluma Flores a emitir  declaraciones fuera de lugar, cuando en sus manos está la oportunidad de demostrar que tiene capacidad, talento, fuerza, conocimiento e inteligencia para atender las demandas y exigencias sociales.

La verdad es que la diputada local se nota tibia, alejada y desinteresada para resolver este añejo conflicto, de proseguir con esta actitud quedará a deber a los oriundos de Chiautempan y La Magdalena Tlaltelulco, pasará a la historia como una legisladora gris y débil.

Si ocurre lo contrario, es decir, que ayude a resolver este problema no hay duda de que será una seria aspirante a la presidencia municipal de Tlaltelulco o la diputación federal, para eso, antes tiene la obligación de demostrar que es valiente, conciliadora y capaz.

De no ser así los reclamos, las críticas y la decepción social serán los principales elementos para terminar con una corta y efímera carrera política.    

Aunque las autoridades intenten minimizar la exigencia de estos habitantes, la verdad es que este problema limítrofe es una bomba de tiempo, así es que cuidado, alerta y atención máxima. Que tal.

BOMBAZOS…

Pobladores de Chiautempan y Tlaltelulco no quitarán el dedo del renglón, amenazan con realizar nuevas manifestaciones si es que no logran acuerdos favorables en las mesas de diálogo con los diputados locales por el conflicto de límites territoriales, ahora resulta que comienzan a lamentar no haber votado por Juan Corral. Como la ve.

ARTILLERÍA…

Ya que hablamos de bombas de tiempo nos enteramos que se destaparán las cloacas de la corrupción en algunos municipios, así como en los sectores educativos y de la salud. Todo al tiempo.

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.