PRI desinflado

  • Escrito por Víctor Manuel Acosta
  • martes 12 noviembre 2019

Después del triunfo de Alejandro Moreno “Alito” en la elección interna del PRI para convertirse en el dirigente nacional, este personaje no ha dado mucho de qué hablar a pesar de que en la agenda nacional hay temas y acontecimientos que merecen posicionamientos contundentes.

Alejandro Moreno ha quedado a deber a su militancia, en virtud de que hasta el momento no se le observa como un dirigente opositor fuerte, crítico y tajante como lo pregonó durante su campaña en busca de la dirigencia nacional.

El PRI no trasciende, no ha sido un ente combativo y crítico ante las deficiencias y desaciertos del Presidente de México y sus secretarios de Estado.

La opinión de la gente que no coincide con la actual administración federal mira y siente a un PRI débil, falto de táctica para señalar los errores de quienes se dicen ser la Cuarta Transformación del país.

Alejandro Moreno desinfló sus fuerzas luego de enterarse de que la Fiscalía General de la República lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito, esto fue suficiente para paralizar a uno de los dirigentes que debería ser contrapeso a los abusos, fallas y debilidades de los representantes y pregoneros de la 4-T.

Este efecto llegó a Tlaxcala, en virtud de que el dirigente estatal del PRI, Roberto Lima, lleva la misma línea, no hay posicionamientos y señalamientos de las faltas que se comenten en la oficina de la Coordinación de Programas de Desarrollo del Gobierno Federal, que preside Lorena Cuéllar.

El PRI en Tlaxcala no debe caer en la pasividad, y más cuando sabe que tiene desventaja sobre Morena y sus posibles candidatos al gobierno del estado. Que tal.

BOMBAZOS…

A unos días de que concluya la edición de la feria Tlaxcala 2019 el balance es favorable, las presentaciones en el foro artístico son exitosas, la afluencia de visitantes rebasará las expectativas del Patronato y del propio Gobierno del Estado. Como la ve.

ARTILLERÍA…

Todo parece indicar que la empresa encargada de la ampliación del estadio Tlahuicole no cumplirá con la entrega de la obra el próximo 2 de diciembre, por lo tanto, no sería extraño que la presentación del Huamantleco Carlos Rivera se postergue unos días, y es que todos observamos que el avance de la obra es lento y con muchas incógnitas sobre la ampliación de las gradas, alumbrado y drenaje. Ojalá la constructora no entregue malas cuentas al Gobernador del estado.

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.