A tres meses de haber fallecido por Covid-19 en SPM, resulta que  siempre NO

  • Escrito por Alfredo González
  • jueves 11 junio 2020
  • Categoría: Tlaxcala

Tardanza en las pruebas efectuadas por el IMSS causó que una familia pasara por instantes de amargura y dolor.

Reservándose el derecho a proceder, familiares de Dionisio -N- el hombre de 57 años proveniente de San Pablo del Monte en Tlaxcala, quien hace casi dos meses por supuesto Covid-19 falleció y fue sepultado de forma urgente tras ser atendido en uno de los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social en esa entidad; y que finalmente la propia institución  descartó el diagnóstico, denunciaron haber sido sometidos innecesariamente a momentos de dolor, estrés y angustia.

Lo anterior cuando aún estando en el papeleo por los trámites del deceso del sujeto, les fue extrañamente sugerido y requerido exhumar el cadáver "para cremarlo" esto tras haberlo sepultado -por recomendación sanitaria- sin revisar sí efectivamente era su difunto; y por la premura, sin el rito que dictan sus creencias y costumbres, petición que después de unos días y llamadas por parte del personal del IMSS no se concretó.

"Lo enterramos con la desconfianza de no saber si era mi papá, venimos del dolor... Traemos ahorita la noticia de que es Covid, no lo podemos soportar;  hay mucha desconfianza".

Sostuvo uno de los deudos, cuando ese lunes transcurrido casi el primer mes de la pérdida por supuesto coronavirus, Dolores -N- nuera del fallecido, era atendida médicamente en la Clínica 8 aledaña a la Delegación del IMSS en la capital; tras el alumbramiento de su segundo hijo con peso y talla normales, que presentó una infección estomacal y la madre un cuadro de preclancia, según diagnóstico del médico Lorenzo -N-, quien con el tratamiento también anunciaba el traslado de los dos pacientes al H.G.Z. 1 "La Loma" por sospecha de Covid-19.

Procedimiento que a pesar del descarte del diagnóstico de Don Dionisio consideraron riesgoso por la posibilidad de contagio y que dilató poco más de 5 horas en concretarse, ya que la madre y el recién nacido -que fueron aislados completamente- arribaron al nosocomio de tercer nivel, que también es uno de los hospitales Covid en la entidad, pasadas las 22:30 horas; para poco después someterlos a las pruebas que dicta la norma por la emergencia sanitaria.

Con marcada desconfianza y la duda rondando sus mentes, ante la falta de información y a pesar de los malos tratos por parte de los vigilantes del hospital, los familiares acompañaron celosamente el traslado tal vez irregular de la recién parida en su retorno a la Clínica 8 y la estadía del neonato en La Loma, donde todo pareció transcurrir normalmente; hasta luego de descartar científicamente la sospecha, fueron dados de alta y entragados para continuar de forma domiciliaria su satisfactoria evolución.

Ya que a la fecha, la joven madre y el menor, quien ya fue registrado con el nombre de "Luis" en honor al bisabuelo, están sanos y no presentan síntoma alguno del mal que aqueja de forma considerable la mayoría de los países en el mundo, los que al igual que el resto de la familia están a la espera de ser notificados oficialmente, en el sentido de que el señor Dionisio falleció por una espina de pescado que perforó uno de sus órganos y no por coronavirus, como al principio y médicamente les fue anunciado.

Galería