Exigen antorchistas de Chiautempan atención a sus demandas

  • Escrito por Alfredo González
  • viernes 05 abril 2019
  • Categoría: Chiautempan

No se les ha cumplido con drenaje y adoquinamiento de calles que urge por temporada de lluvias, se quejan.

Habitantes de la colonia antorchista “Manuel Hernández Pasión” de Santa Cruz Guadalupe, en Chiautempan, advirtieron con aumentar sus niveles de protesta contra el Ayuntamiento, si no se cumple el compromiso de dotar de drenaje al lugar donde viven.

Mientras la mañana del jueves realizaron una manifestación pacífica con cartulinas y consignas en el parque Juárez, frente a la Presidencia Municipal, esas acciones podrían ser más severas como medida de presión para lograr la introducción de drenaje en la calle Aquiles Córdoba Morán, así como adoquinamiento de la calle Libertad, para disminuir los efectos de las lluvias, que fueron acuerdos que alcanzaron en 2018.

De acuerdo con la representante seccional del Movimiento Antorchista, Yazmín López, el Alcalde, Héctor Domínguez Rugerio, se comprometió con ellos a ejecutar las obras a más tardar en el mes de marzo pasado, lo que no sucedió y por lo tanto “nos vimos obligados a salir a demandar el cumplimiento de los acuerdos”.

Justificó que no se trata de obras de gran bagaje, por el contrario, son acciones de servicio prioritarios que no representan un alto costo y sí una amplia urgencia, toda vez que la temporada de lluvias de 2019 está por venir.

Detalló que en la calle Aquiles Córdoba Moran urge la nivelación del drenaje porque con las lluvias las aguas negras en lugar de fluir por la tubería, salen por las coladeras y en el caso de la calle Libertad la gente solo cuenta con fosas sépticas y los olores son muy fuertes.

Dijo que también está pendiente la dotación de alumbrado público completo para toda la colonia, toda vez que a media luz los colonos están en riesgo de que sus domicilios o alguno de ellos sea víctima de un asaltante.

López Sánchez indicó que en la colonia “Manuel Hernández Pasión” viven alrededor de una centena de familias, las cuales esperan ahora que el Cabildo autorice las obras para poder ser ejecutadas, de tal forma que salieron a hacerse ver para que no dejen en el olvido sus demandas.