Supérate

  • Escrito por Víctor Manuel Acosta
  • martes 18 junio 2019

Los responsables de cumplir con los objetivos de la ya famosa cuarta transformación preparan el terreno para realizar ajustes al presupuesto del próximo año; y es que la orden del presidente de México va en el sentido de que todos los gobernadores y presidentes municipales están obligados a diseñar programas y estrategias presupuestarias para generar más obras con menos dinero, así como priorizar acciones para combatir la pobreza

El mensaje que no tarda en ser anunciando por el Mandatario nacional Andrés Manuel López Obrador será contundente, eso significa que va en serio la famosa austeridad republicana; no más despilfarro, abuso de autoridad y actos de corrupción en las oficinas de los gobiernos estatales y municipales, ya se verá.

A todo esto el Gobernador de Tlaxcala Marco Mena se adelantó y hace unos días puso en marcha el programa “Supérate”, el cual busca reducir los efectos de la pobreza extrema al máximo con la atención de 74 mil personas de 13 municipios de Tlaxcala.

El propósito de este programa social tiene buenas intenciones, y por lo que sabemos es único a nivel nacional, esto obliga al mandatario estatal Marco Mena a estar pendiente de los resultados de “Supérate” en virtud de que muchos proyectos sólo sirven para la fotografía del momento, después nadie sabe, nadie supo de los avances, beneficios y su efectividad.

Marco Mena no debe darse el lujo de limitarse o dejar la responsabilidad absoluta a sus funcionarios, debe vigilar que los objetivos se cumplan al pie de la letra para hacer frente y proactivo al próximo anuncio oficial que hablará de la austeridad republicana y atención a los más pobres.

La verdad es que el programa “Supérate” poco se escucha, una gran mayoría de tlaxcaltecas aún desconoce de los objetivos, misión, visión, metas y resultados, a pesar de que ya tuvo el visto bueno del Presidente Andrés Manuel López Obrador durante su reciente visita por Tlaxcala.

Todos los servidores públicos de la administración estatal tienen que engrandecer este proyecto de beneficio social, toda vez que puede convertirse en uno de los más sobresalientes logros del sexenio, pero además de ser la punta de lanza o ejemplo de otros proyectos que igual buscan combatir los efectos de la pobreza extrema en otros estados.

Marco Mena lleva una ventaja, por lo tanto, no debe dejar a la deriva su proyecto, la intención es clara, que Tlaxcala entregue los primeros resultados antes del anuncio oficial, incluso ganar terreno hasta en lo político. Que tal.

BOMBAZOS…

Iniciaron los preparativos para la feria de Tlaxcala 2019 y con ello el reparto y renta de espacios para la venta de alimentos, artesanías y bebidas al interior del recinto ferial, pero no sólo eso, también comenzaron los abusos; nos enteramos que algún abusado comienza a pedir cantidades de dinero (10 mil pesos) para el apartado de lugares con la advertencia de que ese dinero no será devuelto y tampoco lo restará en el importe total de la renta, ¿sabrá algo el encargado de comercialización del patronato de la feria?, quien por cierto vocifera que a él nadie le hace nada porque es buen amigo del gobernador. Como la ve ¿Será?