Ya basta

  • Escrito por Víctor Manuel Acosta
  • martes 11 junio 2019

Debido a que la inseguridad ya rebasó límites, incluidas a las autoridades de los tres niveles de gobierno, es necesario que se analicen todas las posibilidades para suspender cualquier  mención honorifica o reprobatoria por ser la entidad más segura o insegura del país, eso ya no es funcional, no sirve.

Y es que nadie se salva, en todos lados y todos los días conocemos de noticias relacionadas con ejecuciones, asaltos, balaceras, robo de combustible, enfrentamientos entre cárteles del crimen organizado, linchamientos, secuestros o extorsiones.

Si el Sistema Nacional de Seguridad u organismos encargados de medir la eficiencia de las entidades por combatir o frenar los actos delictivos continúan repartiendo calificaciones sin tener en las manos estudios reales de lo que todos los días sucede en el país en materia de seguridad, los gobiernos estatales están tentados a maquillar cifras sobre delitos a cambio de aparecer en la lista de los estados más seguros.

Es preferible la honestidad que engañar a la ciudadanía que todos los días se entera a través de las redes sociales y medios de comunicación de actos delictivos, ejecuciones o secuestros.

La población tiene hartazgo de la delincuencia, por lo que en muchas regiones prefieren tomar la justicia por su propia mano que antes confiar en las autoridades.

El malestar social crece y aunque se diga lo contrario ninguna entidad del país es segura, en todos lados se reportan delitos y por consecuencia las calificaciones a las entidades por más seguras o más inseguras no sirve de nada, es mejor actuar y buscar acciones que ayuden a disminuir los delitos y erradicar a la corrupción; la inseguridad ya es pareja y no se pueden minimizar los acontecimientos.

Los analistas en la materia miran un escenario poco alentador en materia de seguridad para el país, incluso advierten que los actos delictivos tienden a incrementarse si es que las autoridades no aplican acciones más eficientes para frenar esta ola delictiva. Ya basta manifiesta la población todos los días. Que tal.

BOMBAZOS… Bien por las autoridades que ofrecen entretenimiento a las familias, buen cine en la Sala Miguel N. Lira, inolvidables recorridos por el zoológico del Altiplano, plazas comerciales con productos al alcance de todos, opciones culturales y taurinas en la plaza de toros Jorge Aguilar “El Ranchero”, exposiciones fotográficas, pictóricas y artesanales en los museos, Tlaxcala digno de vivencias turísticas.

ARTILLERÍA… En este espacio se advirtió de los problemas que existen en los ayuntamientos de Tlaxcala por la falta de comprobación de los gastos, pero nada que preocuparse porque no pasa, ni pasará nada aunque de por medio esté el patrimonio público de los tlaxcaltecas. Como la ve.

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.