Real politik

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • domingo 24 marzo 2019
Queda claro que la carrera sucesoria rumbo al 2021, ya se encuentra a todo lo que da en el estado de Tlaxcala.

Desde hace varios días, se han intensificado las reuniones  en cafés y restaurantes, sobre todo  de la ciudad capital.

Ahí se pueden ver a personajes de la clase política local, haciendo todo tipo de amarres para consolidar sus proyectos futuristas.

Por ahí  deambulan militantes de diversos partidos políticos, pero los que más llaman la atención son los que no podían ni verse.

Es el caso de los perredistas Manuel Cambron, Alberto Amaro, Santiago Sesin y Gelacio Montiel, ahora sentados en la misma mesa.

También, muy activos se encuentran los panistas Carlos Carreón y Juan Carlos Sánchez García, quienes impulsan una coalición multipartidista.

En las mesas de café no se habla de otra cosa que de la sucesión gubernamental, donde ya se ven posibles contendientes para 2021.

Coinciden que el rival a vencer será Morena, donde se perfilan Lorena Cuéllar, Ana Lilia Rivera Rivera y Joel Molina, en ese orden.

En el PAN la carrera es entre dos, con la. Senadora Minerva Hernández Ramos y el ex diputado local Juan Carlos Sánchez García.

Mientras que en el PRI, ven a Anabel Ávalos, Manuel Camacho Higareda y Noé Rodríguez Roldán.

Lo anterior deja en evidencia que  los partidos no se quieren quedar rezagados ante el activismo de Morena, cuyos aspirantes ya se encuentran en precampaña.

Y no quieren que ocurra lo mismo que con  López Obrador, que cuando lo quisieron alcanzar ya llevaba mucha delantera.

Es evidente que quedó atrás la vieja frase de Fidel Velázquez: el que se mueve no sale en la foto.

Ahora el que no se mueve se queda rezagado del puntero.