Que le tomen la palabra

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • martes 25 febrero 2020
Los 60 presidentes municipales le harían un bien a Tlaxcala y a México, si le toman la palabra a Andrés Manuel López Obrador.
 
Ayer, en su conferencia mañanera, el Presidente de la República pidió que se denuncien a aquellos que hayan  pedido "moches".
 
Esto lo dijo después de asegurar que se había acabado esa práctica con la Cuarta Transformación y retó a que se demuestre lo contrario.
 
Los presidentes municipales de Tlaxcala han sido víctimas de "moches" de parte de los diputados locales, sobre todo los de Morena, PT y PES, del Congreso Local.
 
A través de la famosa partida para obra municipal de 500 millones que se adjudicaron este año, los legisladores locales están haciendo su agosto a costa del erario público.
 
Los 20 millones que les tocaron ejercitar a cada diputado, los destinan a los municipios a cambio de que ellos sean los que elijan a la empresa que ejecutará las obras públicas.
 
Esa práctica, conocida como los "moches" ha provocado que proliferen empresas promovidas por los diputados a través de prestanombres, para quedarse con el recurso que no se licita.
 
Con razón la senadora Ana Lilia Rivera Rivera ha asegurado que los diputados locales de Tlaxcala son una vergüenza para Morena.
 
De ahí que si el Presidente de la República quiere pruebas de que se mantienen los "moches", los alcaldes de Tlaxcala deberían tomarle la palabra y denunciar a los diputados locales.
 
Le harían un bien no solo a Tlaxcala, sino a todo México, y de paso terminarían con la simulación.
 
victortamayo5@hotmail.com