¿Congreso de Tlaxcala misógino?

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • jueves 11 julio 2019
El Congreso de Tlaxcala, donde las mujeres son mayoría, tiene una papa caliente en sus manos, que lo puede colocar en el ojo del huracán, en el caso del proceso de Juicio Politico contra los tres comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales.
 
Al momento, en la actual legislatura se tienen tres posiciones al respecto: una fracción de diputados Morena que estaría a favor de la destitución de Marlene Alonso Meneses, otra fracción del mismo partido que ve en ello la mano negra de la dirigencia estatal, por lo que pide que en todo caso  se remueva a los tres comisionados (todos coludos o todos rabones)  y la chiquillada que está por la remoción de dos de ellos.
 
Sin embargo, ayer se filtró a los medios un presunto dictamen de la Comisión Instructora de Juicios Políticos, el cual no tiene consensos porque está hecho con las patas, violando todo el procedimiento jurídico y legislativo, en aras de favorecer intereses políticos de Morena, a costa del estado de Derecho.
 
En el proyecto de decreto aludido, se declara que no ha lugar para proceder en contra de los comisionados Francisco José Morales Servín y José David Cabrera Canales, quienes también fueron sometidos al proceso de juicio político.
 
Por el contrario, determina la destitución del cargo de Marlene Alonso Meneses y la  inhabilitación para el ejercicio de empleos, cargos o comisiones en el servicio público por un período de tres años, con efectos de manera inmediata, al momento de su aprobación.
 
Lo que significa que los diputados que integran esa Comisión, están protegiendo a los comisionados golpistas que pasaron por alto al Congreso de Tlaxcala, al votar la remoción de Marlene Alonso como Presidenta del IAIP e incurrieron en el delito de usurpación de funciones y violencia de género.
 
El caso es que atrás de todo, hay una serie de vicios en el procedimiento de juicio político en contra de Marlene Alonso Meneses, dentro del expediente SSP JP002/2018.
 
1.-El Juicio Político fue substanciado de forma unitaria y no colegiada como lo mandata la Ley.
 
2.-El término fatal y su aplicación en materia de Juicio Político tiene una incorrecta interpretación.
 
3.-El Juicio Político no fue desahogado aplicando la perspectiva de género de manera oficiosa.
 
4.-En caso de darse la destitución de los Comisionados existe vacío legal, ya que los suplentes no fueron designados legalmente.
 
Además, la presidenta comisionada del IAIP no incurrió en violaciones a la Ley de Responsabilidades  de los Servidores Públicos del Estado de Tlaxcala, por lo que es improcedente el Juicio Político, lo cual detallaremos en la columna del próximo lunes.
 
Como se puede apreciar, el Congreso de Tlaxcala puede incurrir en graves violaciones a la ley y estará actuando bajo consigna e intereses políticos, si valida ese presunto decreto que ayer se filtró a los medios de comunicación.
 
Sea cual fuera la decisión que se tome, la presente legislatura pasará a la historia, para bien o para mal. Las legisladoras  que son mayoría, tienen la última palabra.

victortamayo5@hotmail.com