No llega la 'pinche señal'...Ni llegará

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • martes 15 septiembre 2020
Les cuento que, al interior del gobierno del estado, así como entre la clase política priista y sus simpatizantes, se encuentran hechos bola.
 
Resulta que el próximo año, a estas alturas, el nuevo gobernador o gobernadora de Tlaxcala, estará preparándose para dar su primer Grito de Independencia.
 
Lo hará rodeado (a) de representantes públicos totalmente renovados, nuevos presidentes municipales, así como nuevos diputados locales y federales.
 
Habrá un nuevo gabinete estatal que lucirá nervioso por la ceremonia del 14 de septiembre, su segunda prueba de fuego, después de la instalación de los nuevos poderes.
 
Lo peor de todo es que el proceso electoral 2020-2021 ya comenzó y varios aspirantes a diversos cargos de elección popular lucen nerviosos, pues la pinche señal no llega.
 
Es decir, es la hora que no han sido convocados a Palacio de Gobierno, para recibir el respaldo del mandatario tlaxcalteca, e torno a sus candidaturas.
 
Y todo parece indicar que se quedarán esperando, pues no se han dado cuenta que tienen un gobernador de avanzada, que rompió con los viejos ritos del destape priista.
 
Para quienes no lo han entendido aún, en el pasado Consejo Político del PRI, Marco Mena definió el proceso que se seguirá para seleccionar a los candidatos.
 
Se postulará a quienes estén mejor posicionados electoralmente y tengan una buena presencia ciudadana, o sea que los avale su trabajo político y su trayectoria profesional.
 
Es decir, dio el banderazo para que cada quien haga lo suyo, sin poner en riesgo la unidad interna, ni realizar actos anticipados de campaña, que puedan violentar la legislación electoral.
 
Además de postular candidatos con posibilidades de triunfo, se dio luz verde a la dirigencia priista para cocinar una alianza amplia, la cual va viento en popa con el PAN-PRD-PAC-PS y PANAL.
 
Lo que significa que los tiempos de los viejos destapes, donde los mandatarios en turno citaban a los ungidos para destaparlos, quedaron atrás.
 
Lo anterior viene a cuento porque nos hemos encontrando a varios suspirantes, totalmente nerviosos, porque dicen que el gobernador no les ha dicho que van.
 
Están sacados de onda porque los tiempos políticos están corriendo y no se atreven dar un paso adelante, sin la bendición del gobernador.
 
Y pese a que entre ellos hay jóvenes prospectos, queda claro que se quedaron anclados en otros tiempos, los de Fidel Velázquez, quien decía que el que se mueve, no sale en la foto.
 
Ahora soplan otros vientos políticos, por lo que el que no se mueva, no saldrá en la foto del 6 de junio de 2021, en que se disputará la gubernatura, alcaldías, así como diputaciones locales y federales.