Termina el misterio en El Frente

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • jueves 15 marzo 2018

Después de varias semanas de incertidumbre en la coalición “Por México al Frente”, por fin quedó confirmada la fórmula al Senado en Tlaxcala.

La panista Minerva Hernández Ramos fue registrada por el PRD, mientras que el perredista Gelacio Montiel Fuentes por el PAN.

El acuerdo político se tomó luego que al partido del Sol Azteca, tuvo problemas para cumplir con la paridad de género.

Lo que provocó que el CEN del PRD cediera el primer lugar de la fórmula al PAN, y se quedara con el segundo sitio.

Aunque en los hechos, en ese argumento puede haber plan con maña, pues Minerva Hernández sigue siendo gente de "Los Chuchos".

Sin embargo, a pesar que la ex Secretaria de Finanzas fue la que salió ganando al pasar del segundo al primer lugar, su situación no es fácil.

El perredismo no olvida que los dejó colgados en la elección de 2010 por la gubernatura del Estado, cuando declinó a favor de Adriana Dávila.

Y los panistas tlaxcaltecas también le han recriminado al CEN, los privilegios a la consentida de Gustavo Madero, sin ningún mérito.

Ahí está el caso de su actual diputación federal plurinominal, que obtuvo representando al Estado de México, no a Tlaxcala.

Por lo que hace a Gelacio Montiel Fuentes, es evidente que le tocó bailar con la más fea, cuando tenía en la bolsa el primer lugar de la fórmula.

El perredista aceptó el segundo sitio a sabiendas que sus posibilidades de triunfar en la elección de julio son totalmente remotas.

Quizá el ex alcalde de Tetla aún tiene en la memoria cuando desechó acompañar en la fórmula a Lorena Cuéllar en el 2012, que a la postre resultó ganadora.

Como entonces, ahora se volvió a equivocar, pues no hay ninguna posibilidad de ganar con Minerva Hernández, quien tiene mucho rechazo de las bases panistas y perredistas.

RÁFAGAS…

Les cuento que ayer el TET y la Sala Superior del TEPJF le dieron palo a pseudo militantes priistas de Tlaxcala.

Simple y llanamente confirmaron la resolución de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI sobre la impugnación que hicieron Michelle Brito Vázquez y Uriel Zenteno Romano.

Con ello, los tribunales ratificaron que el Proceso Interno del Partido Revolucionario Institucional fue limpio, justo y transparente.

Y eso que los dos personajes se ufanaban en tener conocimiento en derecho electoral,  pero en los hechos su protesta no tenía ni pies cabeza.

Ambas impugnaciones fueron presentadas extemporáneamente, con argumentos que carecían de toda lógica y sentido.

Queda  claro que estos políticos inexpertos y berrinchudos,  solo pretendían presionar, chantajear a la dirigencia priista, pero al final, el tiro les salió por la culata.

 

victortamayo5@hotmail.com