Dedazo en la Cuarta Transformación

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • martes 19 marzo 2019
Con la novedad que el partido en el poder, Morena, recurrió a los mismos vicios de los gobiernos priístas, en la elección de su candidato a gobernador de Puebla.

Por la vía del dedazo, Morena eligió a Luis Miguel Barbosa, por medio de una encuesta amañada, de la que no se dieron a conocer los resultados, ni la metodología que se aplicó.

A través de ese mecanismo, se dejó fuera de la contienda interna a los senadores Alejandro Armenta Mier y Nancy de la Sierra, los mejores evaluados.

Esa misma práctica se dió en el PRD en la elección del candidato presidencial en  2012, cuando a través de una encuesta amañada AMLO quitó la estafeta a Marcelo Ebrard, quién fue el mejor evaluado.

En los hechos no hubo ninguna sorpresa en la imposición de Luis Miguel Barbosa en Puebla, pues la dirigente nacional de Morena ya lo había destapado con anterioridad.

Incluso el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador tiró línea en el mismo sentido en su pasada visita de trabajo a Puebla.

AMLO fustigo a quienes hacen política en su nombre, lo que en el análisis político local se interpretó como un mensaje para  Alejandro Armenta Mier.

El senador poblano acusó dados cargados en la contienda interna, pero sus pataleos solo quedaron en eso, pues no fueron escuchados.

El mensaje quedó claro para los precandidatos futuros a puestos de elección popular. Serán electos bajo mecanismo de "Lo que diga el dedito de López Obrador".

Así se configuró el primer dedazo en la época de la Cuarta Transformación, dónde se repiten los mismos vicios del pasado.