Luna de miel en riesgo

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • miércoles 09 enero 2019
Con la novedad que el presidente Andrés Manuel López Obrador está a punto de terminar con la luna de miel con gobernadores de partidos ajenos al suyo en el país.

La razón es que no está cumpliendo con los compromisos que estableció en el seno de la Conago, con relación al respeto al pacto federal y a la división de poderes y autonomía de estados y municipios.

En Tlaxcala por ejemplo, el Congreso Local de mayoría morenista, realizó sin ton ni son recortes al presupuesto de egresos de 2019, afectando la operación de los programas de gobierno en distintos rubros.

Todo sin importar que López Obrador empeñó aquí su palabra de no intromisión sino de colaboración con el gobierno del estado.

Aunque hay que decir que no es un asunto privativo de Tlaxcala,  todos los estados de la república, dónde Morena tiene el control de los Congresos Locales, están en la misma sintonía.

Si a ello se agrega el malestar social que se está generando por el desabasto de gasolinas en varios estados del país, la cosa se poner peor en la relación de los estados con el gobierno federal.

De tal suerte que la luna de miel entre mandatarios pende de un hilo, lo que puede desencadenar en un clima de ingobernabilidad, a cuarenta días de haber iniciado la nueva presidencia de la república.

No son las únicas inconformidades que se avizoran en el escenario nacional, también siguen creciendo las generadas por la ola de despidos en dependencias federales.

Ayer se tenía prevista una visita de AMLO a Tlaxcala, que finalmente no se concretó, pues está muy rezagado el censo para el bienestar que se está levantando.

La razón es que el censo se está realizando mal, excluyendo a muchos posibles beneficiarios, lo que ha provocado malestar entre la población.

Lo que indica que en el gobierno federal hay una total desorganización y falta de capacidad para implementar los programas en puerta.