La soga en el cuello

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • lunes 15 julio 2019
Algo quedó claro, durante la movilización  de las diferentes rutas del transporte público, quienes prácticamente sitiaron el Centro Histórico de la Ciudad de Tlaxcala: que los  transportistas se pusieron la soga al cuello.
 
Y es que en su afán de presionar al gobierno con una concentración masiva, para exigir la salida de plataformas digitales y mototaxistas que operan en algunos municipios, los usuarios en redes sociales se encargaron de hacer pedazos sus “razones” de inconformidad.
 
Por más que los transportistas  se victimicen, aduciendo golpes a la economía de sus familias, la realidad es que los abusos y excesos -alto costo, mal servicio, inseguros y unidades viejas- que cometieron por años, hoy les cobran factura y los ponen como los malos de la película.
 
En Facebook la ciudadanía no solo reprobó la intransigencia de “los taxis y transportes monopólicos”, sino que también sacaron sus trapitos al sol, porque los calificaron de altareros y borrachos. Tan es así que circularon imágenes en las que se les mostraba ingiriendo cervezas en el zócalo de la capital.
 
Por donde se vea, los transportistas perdieron la batalla de la opinión pública, porque no vieron que el mundo cambió, y el usuario ahora tiene el poder de elegir y demandar el servicio que más se ajusta a sus necesidades.
 
Esperemos que en el Congreso local alisten la actualización de la legislación vigente, porque se creó en una época en la que no había internet, y no se ha ajustado a las demandas del mercado.
 
De seguro tendrán el apoyo de la ciudadania, que no quiere ser rehén de los intereses de Indalecio Saucedo y su grupo, quien ayer de forma altanera declaró el grito de guerra.
 
No les vaya a pasar -a los líderes de la Coordinadora Estatal del Transporte-, lo que les pasó a transportistas de otros estados, a quienes les retiraron sus cocesiones por darles mal uso.
 
Si la SECTE revisa bien, se encontrará que muchas de las concesiones del transporte público de Tlaxcala, se encuentran en manos de prestanombres. Sabran algo de ello, Indalecio y Cia. 
 
No vaya a ser, sobre todo ahora que ya se vio que los transportistas de la maniestación de ayer,  no cuentan con el respaldo popular.
 
victortamayo5@hotmail.com