Ni con dios ni con el diablo

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • martes 18 febrero 2020
Ahora resulta que los diputados de Morena y partidos aliados en el Congreso de Tlaxcala, no quedaron bien,  ni con dios ni con el diablo.
 
Lo anterior viene a colación porque ayer, integrantes del Frente Unido de Transportistas acusaron de vendidos a los legisladores locales.
 
Los concesionarios del servicio público del transporte aseguran que los diputados de Tlaxcala, cambiaron el sentido del dictamen que votaron el pasado martes.
 
Y señalan que por la traición al gremio de transportistas, los legisladores de Morena recibieron dinero del Ejecutivo, por lo que serán exhibidos en nuevas movilizaciones.
 
Lo que significa que por legislar en torno a sus intereses personales, los diputados se quedaron como el perro de las dos tortas, es decir no quedaron bien con nadie.
 
Por un lado enfrentan el repudio de los miles de usuarios de las plataformas digitales, como Pronto y Uber, además de los dueños de esas empresas.
 
Y por el otro, ahora los transportistas están irritados por su falta de palabra  que empeñaron con ellos antes de votar la Ley de Comunicaciones y Transportes.
 
Ahora con qué cara van a salir los diputados para resolver el entuerto en el que se metieron, pues ya se ve que carecen de estrategias para el control de daños.
 
¿Y los asesores? ¿Y su área de Comunicación? Queda claro que se  quedaron rebasados, como seimpre.
 
victortamayo5@hotmail.com