La 4T sigue en campaña

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • jueves 26 marzo 2020
En la 4T siguen sin entender la gravedad de la pandemia por COVID-19.

En México inició la Fase 2, que implica la posibilidad de propagación comunitaria del virus, pero eso no les importó a los organizadores de una entrega de ayudas a personas con discapacidad en las instalaciones de la SADER en Huamantla.
 
Los servidores públicos federales evidenciaron que no se asume con seriedad el riesgo de contagio y eso es peligroso, precisamente, porque los convocados fueron personas con discapacidad, que fueron acompañadas por personas de la tercera edad, y con alta posibilidad, enfermos de enfermedades crónicas.
 
Lamentablemente, la logística no incluyó siquiera medidas mínimas de sanidad, ni mucho menos protocolos de sana distancia.
 
No se aprendió de lo ocurrido en Contla, donde las autoridades no hicieron lo posible por cancelar un baile, y de ahí surgieron los primeros tres casos sospechosos en la entidad.
 
No es un tema que deba asumirse a la ligera. Extremar precauciones no es un lujo, es una necesidad.