Moralmente Derrotados

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • martes 03 septiembre 2019

Hasta a los de casa cimbró Andrés Manuel López Obrador, cuando un su mensaje con motivo de su Primer Informe de Gobierno, aludió a los grupos de poder político y económico que están ¨moralmente derrotados”, con su llegada al poder.

Por supuesto que aludió a los conservadores y los opositores a su administración. Dijo textual en Palacio Nacional:

“No dejan de existir ni queremos que desaparezcan las protestas legítimas de los ciudadanos ni los reclamos de nuestros adversarios”.

"Están moralmente derrotados porque no han tenido oportunidad de establecer un paralelo entre la nueva realidad y el último periodo neoliberal, caracterizado por la prostitución y el oprobio, que se ha convertido en una de la épocas más vergonzosas en la historia de México”.
 
El caso es que a muchos, al interior de Morena y a funcionarios del gobierno federal, les quedó perfectamente el saco.
 
Sobre todo, a aquellos que en otros gobiernos, priistas y panistas, cuestionaban todo, pero que ahora no dicen nada y se han convertido en aplaudidores oficiales.
 
Aquellos que se han quedado callados ante los atropellos a la pluralidad y democracia, como la imposición de Porfirio Muñoz Ledo en la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, cuando en otros tiempos exigían respeto a las minorías.
 
Tampoco dicen nada con el cierre de guarderías, clínicas especializadas, falta de medicamentos y recortes al IMSS. En otros tiempos, habrían arengando la privatización del sector salud.
 
Son aquellos que denuncian la corrupción de otros sexenios, lo cual no está mal, pero callan ante la falta de transparencia en las licitaciones públicas, más del 77 por ciento adjudicadas de manera directa en la 4T.
 
Como no recordar a algunos personajes que en la guerra contra el narco de Calderón, pedían el regreso a los de militares a sus cuarteles, pero que ahora se hacen de la vista gorda, asi como ante el incremento de la violencia. 
 
Para no ir más lejos, son los mismos que criticaban los mensajes de los presidentes, porque decían que solo eran para su lucimiento personal. y hoy ensalzan el mensaje de AMLO. ¿Dónde quedaron esas voces críticas, que se convirtieron en menos de un año en focas aplaudidoras? 
 
Y así podemos seguir dando muchos ejemplos de muchos que se creen demócratas, hoy fervientes morenistas que cayeron en la obediencia ciega.
 
¿Quiénes son entonces los moralmente derrotados?
 
Que conste que es pregunta.
 
victortamayo5@hotmail.com