Regañiza

  • Escrito por Victor Hernández Tamayo
  • miércoles 15 mayo 2019
No es la primera vez que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, le jala las orejas a delegados federales que no han cumplido con sus responsabilidades.

El pasado lunes, AMLO volvió a mostrar su  molestar con los súper delegados, por la lentitud en la operación y censo de los programas sociales. 

También los increpo por utilizar su cargo como fórmula para hacer relaciones públicas y labrar una carrera política, en lugar de dedicarse a operar la política social.

De acuerdo con el diario La Jornada,  el pasado lunes, el Presidente López Obrador convocó a su gabinete ampliado para reconvenir a sus Delegados federales. 

La reunión se realizó después del desencuentro en la tierra del Nayar, que evidenció los retrasos en el censo de los programas sociales. 

El presidente López Obrador enfocó sus críticas hacia los delegados federales a quienes exigió mayor compromiso social y dejar a un lado intereses personales y políticos.

El asunto incumbe a Tlaxcala, pues aquí la Secretaría de Bienestar no ha cumplido con el levantamiento al cien por ciento del padrón de beneficiarios de programas sociales.

No solo eso, también se está realizando un censo a modo, lo que ha provocado que los programas sociales no integre a miles de posibles beneficiarios.

La pregunta sería: Lorena Cuéllar acusará recibo o seguirá poniendo oídos sordos al reclamo del Presidente de la República?

Hasta cuándo?