¡SOS! gobernador Gali entra al rescate de San Martín Texmelucan

  • Escrito por Roberto Desachy
  • miércoles 02 mayo 2018

Con 14 asesinatos y 203 robos de vehículos (Semáforo Delictivo) en los primeros 3 meses del año, la inseguridad en San Martín Texmelucan era insostenible y, por lo mismo, el gobernador Tony Gali Fayad tomó una decisión difícil, pero responsable y valiente: depuso a los mandos policíacos, los puso en custodia para investigar si están involucrados con la delincuencia organizada y puso a la secretaría de Seguridad Pública a proteger las vidas y patrimonios de los ciudadanos.

No es fácil ni frecuente que un gobierno estatal tenga que deponer, mandar a custodia a todos los agentes de seguridad de un ayuntamiento y asumir sus tareas, pero Gali Fayad lo hizo no solamente para cuidar a los ciudadanos de un municipio que –entre enero y marzo del 2018 –sufrió 15 robos a negocios (Semáforo Delictivo), sino también para evitar que Texmelucan se convierta en un “tiradero” de cadáveres:http://desdepuebla.com/index.php/gobierno/7284-seguridad-p%C3%BAblica-del-estado-toma-el-mando-de-la-polic%C3%ADa-de-texmelucan.html.

Fue el pasado 4 de octubre cuando el presidente municipal, Rafael Núñez Ramírez, lanzo un auténtico SOS para que los gobiernos federal y estatal apoyaran a San Martín con mayor vigilancia en la cabecera y juntas auxiliares, porque él mismo reconoció que lo había rebasado la inseguridad, en especial la relacionada con el robo de combustible, como se constata en esta información de archivo:http://desdepuebla.com/backup/?p=222602.

Y no le faltaba razón a Núñez Ramírez al clamar por ayuda, debido a que –por ejemplo- el pasado 29 de octubre la policía de Texmelucan recuperó 4 camionetas robadas que llevaban huachicol, lo que permite comprobar que el robo de combustible estaba desatado: http://desdepuebla.com/backup/?p=227116.

GALI FAYAD: SENSIBLE ANTE EL RECLAMO CIUDADANO DE SEGURIDAD

El 10 de noviembre del 2017, el entonces titular de la comisión de Seguridad en el Congreso local, Mario Rincón González, admitió que la seguridad en San Martín había sido trastocada y que el gobierno estatal veía con preocupación lo que sucedía en dicho municipio: http://desdepuebla.com/backup/?p=229404.

Más recientemente, el 30 de abril de este año, la secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal decomisó en Texmelucan una camioneta con 900 lts de combustible robado:    http://desdepuebla.com/index.php/inseguridad/7177-seguridad-p%C3%BAblica-estatal-asegur%C3%B3-cinco-veh%C3%ADculos-y-una-caja-seca-con-reporte-de-robo.html.

El 19 de marzo la SSP y la Sedena decomisaron en San Martín ¡13 camionetas! robadas utilizadas para llevar huachicol. Pero el verdadero terror les llegó a los texmeluquenses el sábado 13 de marzo, cuando les dejaron 11 bolsas con partes humanas en pleno zócalo de la ciudad: http://desdepuebla.com/index.php/inseguridad/4593-dejan-hasta-11-bolsas-con-partes-humanas-en-el-z%C3%B3calo-de-texmelucan.html

Este contexto deja en claro que la decisión encabezada por el gobernador Gali de que el estado asuma el rubro de la seguridad en San Martín es una muestra de sensibilidad, preocupación y, sobre todo, de ACCIÓN real para frenar a la delincuencia organizada y devolverles la tranquilidad a los ciudadanos de dicha región.

SIN PENA NI GLORIA, LA VISITA DE MEADE A PUEBLA

Seguramente el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, no se fue muy contento de su visita de este miércoles 2 de mayo a Puebla, porque estuvo muy desangelada al constatar solamente de 2 eventos: el mitin en Atlixco y la reunión con empresarios.

Lo cierto es que el propio Meade Kuribreña no le dio demasiada importancia a Puebla, ya que él mismo canceló un acto en San Andrés Cholula. Además, su equipo de campaña y el PRI estatal y nacional dieron a los reporteros TODOS los elementos para NO ir a su gira al no facilitarles, ni siquiera, el transporte y excluirlos de la charla con el CCE:  http://desdepuebla.com/index.php/politica/7277-acompa%C3%B1a-doger-guerrero-a-jos%C3%A9-antonio-meade-a-reuni%C3%B3n-con-empresarios.html.

Y las comparaciones son inevitables: cuando los punteros en la contienda presidencial, Andrés Manuel López Obrador o Ricardo Anaya Cortés, visitaron Puebla, su información ocupa las primeras planas de los espacios informativos. En contraste, el aspirante priísta llegó en privado, estuvo en silencio y se fue con más pena que gloria.

Mal y de malas para los del PRI.