Se duplicaron los intentos de linchamiento en Puebla

  • Escrito por Roberto Desachy
  • Tuesday 04 September 2018

A finales del 2017, el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, informó que ese año se contabilizaron en Puebla 65 intentos de linchamiento, con un saldo de 23 muertos, 100 personas rescatadas y con Tehuacán, Texmelucan, Tepeaca y Acajete como los municipios más peligrosos del estado para los fuereños: http://desdepuebla.com/index.php/gobierno/249-puebla-ha-contabilizado-65-casos-de-linchamientos-en-lo-que-va-del-2017.html.

Cuanto todavía faltan 4 meses de este 2018, según cifras oficiales, ya van 146 intentos de “ajusticiamiento” que dejaron –hasta ahora- un saldo de 15 fallecidos, aunque las secretarías General de Gobierno y de Seguridad Pública han evitado los asesinatos de otros 200. Las cifras no mienten y demuestran que se ha duplicado la violencia y locura colectiva en la entidad.

En este 2018 se mantienen Tepeaca, Tehuacán y Texmelucan entre los lugares donde la gente tiene mayor tendencia a tratar de linchar, a hacerse justicia por mano propia, aunque –desafortunadamente – les gana Puebla capital, cuyo secretario de Seguridad Pública, Manuel Alonso García, dijo en marzo pasado que se habían desactivado ¡20 intentos de ajusticiamiento popular en los últimos 6 meses!: http://desdepuebla.com/index.php/gobierno/puebla-capital/4960-en-estudio,-proyecto-de-peatonizaci%C3%B3n-del-centro-hist%C3%B3rico-de-puebla,-se%C3%B1ala-manuel-alonso-garc%C3%ADa.html.

Y, de ese día de marzo a la fecha, el encono social no ha hecho más que crecer, como lo demuestra el hecho de que en los meses recientes se han registrado más de 4 intentos de linchamientos en la Angelópolis: http://desdepuebla.com/index.php/inseguridad/4281-aparecen-brotes-de-ingobernabilidad-en-juntas-auxiliares-de-puebla.html.

PUEBLA CAPITAL, TEHUACÁN, TEPEACA, TLACOTEPEC  DE JUÁREZ, YEHUALTEPEC, CON LA VIOLENCIA AL ROJO VIVO

Autoridades estatales y federales se han cuidado de no decir en qué municipios de la entidad la gente tiene una tendencia mayor a procurar la justicia por mano propia, pero –como ya se dijo- la Angelópolis, sobre todo en sus juntas auxiliares, tendría el primer lugar en este nada honroso rubro.

En la 2da ciudad más poblada del estado, Tehuacán, también está que arde la “violencia justiciera”, porque durante este año se han registrado al menos 6 intentos de linchamiento e, incluso, se ha dado el caso de que se junten 3 ataques en un mismo día: http://desdepuebla.com/index.php/inseguridad/8440-en-las-%C3%BAltimas-24-horas,-se-frustran-tres-intentos-de-linchamiento.html.

Otros municipios con ataques múltiples colectivos son Tepeaca, Texmelucan, Yehualtepec (donde la turba sí logró cometer el asesinato que pretendía) y Tlacotepec de Juárez.  También se han registrado ataques, al menos un caso, en Xochitlán Todos Santos, Cañada Morelos, Huixcolotla, Chignautla, Amozoc, Santa Rita Tlahuapan, San Agustín Atzompa, San Gabriel Chilac, etc.

En la lista negra de lugares poblanos donde la gente intentó linchar a alguien aparecen, además, Acatzingo, Acatlán, Oriental, Juan C Bonilla, Tochtepec, Tehuitzingo: http://desdepuebla.com/index.php/gobierno/6304-mediante-protocolo-se-rescat%C3%B3-y-asegur%C3%B3-a-cuatro-presuntos-ladrones-en-tochtepec.html.

ENCUESTADORES, CAMPESINOS Y HASTA CONSEJERO DEL IEEP, VÍCTIMAS DE LA TURBA FURIOSA, VIOLENTA Y DESCEREBRADA

Rateros, secuestradores, supuestos robachicos, acosadores de mujeres y demás fauna delincuencial ha sido víctima de los intentos de linchamiento en Puebla. Y aunque se podría pensar que quienes matan, roban, secuestran, se llevan a menores o violan y agreden a féminas se llevan su merecido al ser asesinados o atacados, lo cierto es que –lamentablemente- la turba furiosa, violenta, insensible y descerebrada no siempre hace “justicia”.

Porque muchos de los atacados no son delincuentes, sino gente que, simplemente, estuvo en el lugar y momento equivocados. Como les ocurrió a los campesinos Alberto y Ricardo, ambos de apellido Flores, sobrino y tío, respectivamente, quienes fueron “ajusticiados” en Acatlán la semana pasada y cuyo único pecado fue emborracharse en la vía pública: http://desdepuebla.com/index.php/entidad/13018-psicosis-colectiva-mortal-linchan-a-2-en-acatl%C3%A1n.html.

Un caso todavía más patético fue el de Gaspar Palacios Monterrosas, ex presidente del Consejo Municipal Electoral de Ciudad Serdán, quien fue linchado en Tlacotepec de Juárez en abril de este año por un grupo de vecinos que lo acusaban de robar una motocicleta, sin que –hasta la fecha –se haya comprobado la veracidad de dichas denuncias: http://desdepuebla.com/index.php/inseguridad/6360-se-investigan-hechos-de-tlacotepec-en-los-que-pobladores-privaron-de-la-vida-a-una-persona.html.

LO INJUSTO DE LA “JUSTICIA” DEL PUEBLO

Y en este recuento de lo errada e injusta que resulta, en algunos casos, la llamada “justicia del pueblo” no podemos dejar de mencionar a los hermanos José Abraham y Rey David Copado Molina, quienes en octubre del 2015 fueron contratados como encuestadores por la empresa  Marketing Research para hacer un trabajo sobre tortillerías y la comercialización del maíz en la zona de Ajalpan, en la Sierra Oriental de Puebla.

Ese oscuro día de octubre del 2015, algún lugareño, una “alma buena” de Ajalpan acusó a los Copado Molina de ser “secuestradores”, mientras otros los ubicaron como “gente” del alcalde priísta, Gustavo Lara Torres, lo que les valió ser inmolados, quemados vivos por una población furiosa y deseosa de vengarse de algo o de alguien, que ni ella misma sabía qué o quién era: https://cnnespanol.cnn.com/2015/10/21/pobladores-linchan-a-encuestadores-tras-confundirlos-con-secuestradores/

Y, curiosamente, poco menos de 3 años después, a otros parientes, a Alberto y Ricardo Flores, les  pasó casi lo mismo: fueron linchados en Acatlán por una turba que, desde luego, ni siquiera supo por qué lo hizo.