Mafia en el ITA

  • Escrito por Nayeli Romero
  • miércoles 13 marzo 2019

Por un centavo y dos cervezas que después le cobrarán, créamelo, los estudiantes del Instituto Tecnológico de Apizaco (ITA) podrían vender su voto para elegir este próximo jueves a su presidente estudiantLa convocatoria emitida el pasado martes, convocó a tres planillas que compiten por presidir el Comité Ejecutivo de la Sociedad de Alumnos en una elección que será este año observada por alumnos del Tecnológico de Xalapa y Tehuacán.

Pero el ITA como cualquier universidad pública no está exenta de la política, no al menos para quienes desde hace algunas décadas ven en la comunidad universitaria una cuna de votos.

Y así es como llegan las planillas Azul - Miguel Ángel Concha-, marrón -Edgar Octavio Peña Leal-, morada -Areli Cornejo- a buscar este 2019 el CESA del ITA Apizaco.

Desde la presidencia del CESA, alumnos determinan asuntos como la asignación de becas económicas, alimentarias, de transporte e intercambios, congresos y certámenes al interior de la institución, así como la forma en que el ITA apoya en elecciones locales, municipales y federales durante los dos años y medio que duran los comités.

De ahí que sean ex líderes estudiantiles ligados actualmente al PAN, PRI y ahora Morena quienes metan mano en la próxima elección, ofreciendo a los alumnos candidatos prebendas para ganar el comité estudiantil.

El proselitismo que se dará cita las próximas horas al interior del ITA, incluye patrocinios, la conformación de planillas a modo, fiestas ofrecidas a la comunidad e incluso, la amenaza del comité actual de perder becas si la planilla electa no es la cercana a Klisman Esquivel Montiel, actual líder estudiantil.

Ajeno al quehacer académico, los alumnos del tecnológico deberán determinar la forma en que actualmente construyen democracia al interior de una institución como el Tecnológico de Apizaco.

La comunidad estudiantil ha manifestado en múltiples ocasiones la corrupción y manejo discrecional de las becas disponibles para los universitarios, así como la obligatoriedad de mantener una afinidad política con algún partido en tiempos electorales.

Lejos de cuál sea la planilla ‘ganadora’ y la forma en que se legitime la votación de la comunidad, los tecnológicos deben saber que incluso la elección de su comité como una forma de ejercer democracia, es un proceso plagado de mafia. ¡Despierten!