Cada quien su covid

  • Escrito por Nayeli Romero
  • domingo 19 julio 2020

 ‘Jodidos y Radiantes’ diría Benedetti, así estamos en Tlaxcala, donde según algunos en esta pandemia ya estamos en semáforo naranja.

Y es que, si del covid hablamos cada quien ha vivido el suyo propio, algunos cuidándose al extremo, otros valiéndoles gorro las recomendaciones sanitarias.

Por ponerle un ejemplo, la reciente apertura de las salas de cine en parque vértice donde el pasado viernes el entretenimiento ya no pudo esperar y los capitalinos tampoco para acudir a sus funciones.

Si bien en México las recomendaciones nunca fueron obligatorias muchos ayuntamientos hicieron un barquito con su papel de regular diversas actividades.

Por ejemplo, aquí en Tlaxcala, comercios operaron como mejor convino a sus ingresos y no en correspondencia con el número de contagios.

También, así operó el transporte público, repartidores de comida, empresas de servicios ajenos a los indispensables e incluso, industrias no esenciales.

Y es que, a ver, mientras los hospitales siguen colapsando (y no exagero), algunos ciudadanos viven la vida a plenitud y sin cuidarse.

Salidita al cine, al gimnasio, reuniones por aquí, eventos por allá, ya casi vuelven las misas en iglesias y las ceremonias sociales, esas que nunca se fueron en comunidades y pueblos. ¡Ah, también las LGBTI!, sin ofender a ninguno.

Aquí la pandemia no unió nada, mucho menos sacó lo solidario del pueblo cuna de la nación, ¿para qué cuidarnos si nuestras familias están bien?, ¿cuál necesidad de consumir local si soy asalariado?, ¿cubrebocas?, ¡Na! El virus no existe.

Parecería una broma de mal gusto, pero mientras algunos nos vamos al cine, en otras casas lloran una pérdida o sepultan a algún ser querido, pero eso no lo vemos, es más, poco nos importa.

Es cierto, el municipio no puede garantizar la permanencia en nuestras casas, pero si asegurarse de que sean las empresas verdaderamente indispensables las que reabran sus comercios, difícilmente un departamental dejará de existir por no vender un pantalón.

Hoy como hace tres meses cuando inició el confinamiento, únicamente les decimos, si puedes ¡Quédate en casa!, cuídate tú y cuida a los tuyos.

 

A colación: 

Esta semana verá la luz un proyecto muy pensado ‘iMilla 21’ está hecho para ustedes y producido por personas valiosas en nuestra formación profesional, ojalá lo reciban con agrado, ojalá haga una diferencia.

Lo podrán seguir en nuestras redes sociales.

@Naye_Romero89

nayelir31@gmail.com