Tierra sin ley

  • Escrito por Nayeli Romero
  • domingo 08 septiembre 2019

Acabo de parir, abro Facebook ‘Linchan en Tenancingo a dos hermanos acusados de presunto secuestro’, cierro la App.

Retomo el ejercicio y en las historias de la misma aplicación me encuentro con la foto de una niña de 11 años que viste calcetas escolares, uniforme y juega con una muñeca. Su mamá postea ‘Te extraño tanto’.

Se trata de Karla Romero, desaparecida de 11 años desde el 2016 en San Pablo del Monte.

Es crudo escribir sobre los hechos ocurridos la madrugada del sábado, cuando pobladores de un municipio mundialmente conocido por trata de blancas, asesinan sin el menor reparo o escrúpulo a una pareja de hermanos.

Secuestradores o no, hago énfasis en que sólo ellos conocen la verdadera historia, hallaron la muerte a manos de ciudadanos, personas como usted o yo que habitan en una misma región, colonia, entidad conviven en una sociedad pues.

La turba entonces, descontrolada, por cierto, violentó a quienes se dijeron del municipio de Papalotla, a golpes pero sin guantes de box.

El caso es que la violencia rebasó a las 30 patrullas y 100 presuntos elementos de las policías municipales de Papalotla y Tenancingo, vaya, ni el 911 llegó.

Y es que, pese a los ‘esfuerzos’ mediáticos por presumir que somos uno de los estados más seguros del país, la estadística por número de habitantes siempre nos colocará en un sitio privilegiado respecto de los incidentes ocurridos.

Muertos, hallazgos, robo al tren, secuestros, tráfico de drogas y ahora linchamientos.

Seria un error justificar el acto de violencia de tales ciudadanos sólo bajo el argumento de que aquellas ‘víctimas’ eran secuestradores; decir que el pueblo hizo ‘justicia’ en un territorio donde conocen a qué se dedican sus acaudalados vecinos.

Que coincidencia que hoy sean solidarios con una mujer que había sido ‘secuestrada’ cuando años atrás no lejos de ahí se permitió se llevaran a una menor cuando caminaba a la escuela.

Ya se verá si la estrategia de la Guardia Nacional del Presidente toma el control de municipios donde hoy por hoy es tierra sin ley.

Ahí tiene a Calpulalpan, Huamantla, Cuapiaxtla, Tequexquitla, Zacatelco, Papalotla, Tlaxco, Tenancingo, La Magdalena y demás situados en los extremos de la entidad.

Ojalá sus atinadas estrategias periciales no arrojen luego que los presuntos secuestradores no lo eran.

 

Al tiempo…

@Naye_Romero89

nayelir31@gmail.com