¡No inventen!

  • Escrito por Nayeli Romero
  • sábado 30 noviembre 2019

Donde Miguel Piedras Díaz, diputado local y representante del pueblo por el partido Morena se atrevió a pedir, sean los concesionarios quienes tengan facultad para operar las plataformas digitales de transporte, es porque debe encajar en cualquiera de los siguientes supuestos:

a) Nunca viajó o ha viajado en transporte público

b) Debió recibir dinero de los transportistas 

c) No conoce la ley

Y es que, de otra forma, no damos con la lógica que guarda su propuesta para que sean ellos, los transportistas que tanto han lastimado la movilidad de Tlaxcala, quienes operen plataformas que no conocen, no les interesan y no hacen match con su concepto de servicio.

El legislador jura que, al ser el transporte solicitado mediante plataforma un servicio público, deben ser los transportistas concesionarios con licencia expedida por Secte quienes operen en las plataformas ¿What?, ¿Está usted bien legislador? 

Pero no sólo eso, hasta ahí no llegó el debraye del diputado, otro de los puntos que contempla la modificación a la Ley de Comunicaciones radica en que sea la propia secretaría quien registre a las plataformas que operen en la entidad, con la condición de que sean empresas con razón social del estado. Jaja, ¡ni ATAH  Sr.!

Es decir, que de aprobarse su propuesta sólo el clan de los indalecios tendría legítimo derecho a transportar a la población. ¡Puff!

Quizá por esa misma razón fueron justamente ellos, los quejosos y abusivos líderes de transportistas quienes se pronunciaron a favor de la iniciativa.

Además, aplaudieron que en 15 días tendrán una respuesta pues de ser favorable beneficiarían a mil 500 taxistas; también señalaron que cuentan con dinero para operar una plataforma pues el parque vehicular ya lo tienen. No pues ¡Woow!

Y todo esto porque ningún mediocre soporta la competencia, con la llegada de Uber a Tlaxcala los taxistas y su famosa App no sólo competirán con Pronto; plataforma que por cierto después de tanto odiarla ya ven como su aliada.

Primero, que Pronto se vaya, después, que se quede, pero que nada más ellos, ¿por fin?

Ahora falta ver si a los Tlaxcaltecas se nos hace como milagro de navidad tener una Ley digna de Comunicaciones, promulgada desde 1983.

Finalmente, respecto a cómo moverse en la ciudad quien decide es el usuario. 

 

A colación:

El pasado martes seis adultos mayores se quedaron a barrer el Congreso del Estado, luego de que les fuera ignorada una pequeña petición. 

Iniciar juicio político al gobernador del estado, Marco Antonio Mena Rodríguez. 

Pasadas las 9:00 de la noche los medios de comunicación inventaron que estos, los inconformes con la ingobernabilidad de Mena, estaban secuestrados.

Mal, muy mal, los ‘secuestrados’ fueron atendidos por el mismísimo presidente de la comisión de Juicio Político. ¡No inventen!

 

Hasta la próxima...

@Naye_Romero89

nayelir31@gmail.com