Marco Mena, calificado positivamente por el Coneval, el INEGI y el IMSS

  • Escrito por Marcos L. Tecuapacho
  • martes 06 agosto 2019

Bajo el título “Diez años de medición de pobreza multidimensional en México: avances y desafíos en política social”, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó ayer la Medición de la pobreza serie 2008-2018.

La instancia federal encargada del análisis de la situación de la política social y la medición de la pobreza en México reveló que, entre 2008 y 2018, 24 entidades federativas tuvieron una reducción en el porcentaje de la población en situación de pobreza. 

Las tres entidades que presentaron la mayor reducción fueron: Aguascalientes (-11.4%), Hidalgo (-11.4%) y Tlaxcala (-11.2%).

Evidentemente, son buenas noticias para Tlaxcala y su gente, porque el Coneval confirma que la aplicación del gasto público en programas, obras y acciones enfocados al combate a la pobreza han tenido un impacto positivo, pues entre los años 2008 y 2018, la población tlaxcalteca en pobreza pasó de 59.6% a 48.4%.

Según las cifras del Coneval, en la gestión del gobernador Marco Mena, Tlaxcala registra los niveles de pobreza más bajos, desde que esta institución inició la publicación de sus estimaciones en 2008.

Por supuesto, este resultado tiene explicación.

El programa de gobierno de Mena se basa en la atención de tres ejes prioritarios: educación, salud y empleo, considerados los únicos fundamentos duraderos de la calidad de vida de una población, para asegurar mejores oportunidades, y criterios tangibles y demostrables de prosperidad.

Gracias a ello, Tlaxcala se distingue ahora por ser uno de los estados con mejores tasas de crecimiento económico y de generación de empleo formal en el país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Además, pese a ser el único estado sin deuda pública, el manejo equilibrado y balanceado del presupuesto le ha permitido, no solo llevar a cabo obras de infraestructura básica y de servicios en las comunidades de los municipios, sino lograr economías que han permitido el financiamiento de obras de impacto regional como la ampliación del Estado Tlahuicole, la modernización de la carretera Apizaco-Tlaxcala, y la construcción del nuevo Hospital General de Tlaxcala. 

En un contexto nacional adverso en lo político y lo económico, Tlaxcala ha demostrado capacidad para significarse como un estado que se supera a sí mismo, echando mano de sus limitados recursos, pero con una amplia visión de los escenarios y las coyunturas, para potenciar sus ventajas y aprovechar sus oportunidades.

Sin duda esta es la mejor calificación de lo que bien hace el gobierno y su titular.

Comentarios: marcosl.tecuapacho@gmail.com