El PRI, hacia el 2021

  • Escrito por Marcos L. Tecuapacho
  • viernes 04 septiembre 2020

El PRI se está reagrupando para dar pelea rumbo a las elecciones de 2021.
En los últimos meses ha avanzado en su proceso de reorganización y restructuración, fortaleciéndose internamente, como quedó demostrado el domingo pasado, cuando renovó su Consejo Político Estatal.
Ahí, la intervención del Gobernador Marco Mena resaltó importante, porque destacó precisamente la necesidad de lograr la unidad del partido, de cara al próximo proceso electoral.
Él entiende bien que no pueden repetirse los errores del pasado, y por ello se pronunció por acordar métodos, procedimientos y calendarios, y que prive el consenso.
Evidentemente, no será una labor sencilla, pero si el primer priista en el estado se asume como factor de unidad, y señala los riesgos de determinaciones que ponen al PRI en posición vulnerable, es posible facilitar procesos que, por su propia naturaleza, son complicados, como la manera de elegir a los candidatos a los diversos cargos de elección popular.
En este punto, Marco Mena consideró relevante elegir candidatos de manera competitiva, especialmente para el cargo de Gobernador, lo que significa que el candidato o candidata surja de quien tenga el mayor apoyo popular, para que sea su competitividad el principal factor de unidad.
Ello no significa que los procesos de elección interna vayan a carecer de condiciones de equidad, pero como militantes será preciso anteponer los intereses del partido y la posibilidad de que continúe en el gobierno para seguir ofreciendo resultados a la ciudadanía, como crecimiento económico, desarrollo industrial y aumento del empleo, así como el sistema estatal de becas, el financiamiento de obras regionales y municipales, o el programa de combate a la pobreza “Supérate”.
Estos logros podrían detenerse si, internamente, el PRI no postula y apoya con todo a quien le asegure triunfos, no solo en la gubernatura, sino también en los cargos de diputados, y presidentes municipales y de comunidades, donde también ha habido trabajo a favor de la gente.
Es por todo lo anterior que el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, reconoció el liderazgo y capacidad de Marco Mena, quien tendrá voz y voto en la toma de decisiones relacionadas con la conducción del partido durante el proceso electoral venidero.
En ruta hacia el 2021, el PRI se encuentra ante un panorama retador, pero con los elementos necesarios para realizar un trabajo político inteligente y con verdadera visión de futuro. Mal harían sus adversarios en subestimar su fuerza política.

 

Comentarios: marcosl.tecuapacho@gmail.com