Atención focalizada a la población en riesgo por Covi-19

  • Escrito por Marcos L. Tecuapacho
  • viernes 26 junio 2020

Las Brigadas Cuídate son una estrategia efectiva del gobierno estatal para lograr un contacto directo con las personas de mayor vulnerabilidad ante la Covid-19, es decir, quienes padecen diabetes e hipertensión.
Su equipo de médicos acude a los municipios con más población con estas enfermedades para ofrecerles tratamiento en sus hogares, y exponer a sus familias que tienen una condición de riesgo mayor que el de la población en general frente a la pandemia.
Con esta medida, se han realizado hasta ahora alrededor de 34 mil 500 acciones que han favorecido la prevención de contagios de Covid-19 entre la población.
El último reporte oficial muestra que, con estas brigadas, se han llevado a cabo 3 mil 920 visitas domiciliarias, 2 mil 194 tomas para prueba diagnóstica, mil 803 seguimientos presenciales y 5 mil 681 seguimientos telefónicos, y 735 tratamientos entregados.
Ello habla de una atención focalizada y completa para la población de mayor riesgo de contagio y defunción por el nuevo coronavirus.
Además, se han realizado 11 mil 754 rastreos telefónicos, a efecto de identificar y romper posibles cadenas de contagio, junto con 7 mil 840 acciones de promoción a la salud y 43 operativos en tianguis, lo que indica un impacto preventivo de amplio espectro.
Realmente, las autoridades de salud fueron un paso adelante con esta estrategia que anticipa contagios, pero también, favorece la atención oportuna de personas con el padecimiento.
El mayor reto para Tlaxcala ha sido lograr que la población permanezca en resguardo domiciliario, que las familias entiendan que la pandemia continúa y que no hay razón para bajar la guardia.
No quedó claro que la Jornada Nacional de Sana Distancia concluyó, pero no el riesgo de propagación, que sigue latente, porque se han relajado las medidas de sanidad y aislamiento entre las personas.
La responsabilidad para cuidar la salud es de toda la sociedad, mediante medidas preventivas e higiénicas, como el lavado frecuente de manos, el uso de cubrebocas y la sana distancia que se deben adoptar ya como hábitos cotidianos.