Ejecución de obra en Zacatelco afecta a más de mil 200 ejidatarios

  • Escrito por Nayeli Romero
  • martes 04 junio 2019
  • Categoría: Zacatelco

Una obra que conecta a la autopista Tlaxcala-Puebla con la salida/entrada al municipio de Zacatelco, ha sido tema de angustia para más de mil 200 ejidatarios de Santa Inés; quienes desde enero pasado han manifestado a la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo urbano y Vivienda (Secoduvi), su inconformidad con la forma en que inició la obra.

La carretera que lleva por nombre Avenida del Deporte, que debería ser entregada a más tardar a fines de este mes, inició su construcción el pasado 18 de enero sin presentar ante pequeños propietarios, comuneros y ejidatarios los permisos correspondientes y tampoco los debidos pagos por derecho de vía o indemnización a los afectados.

Fue un juez agrario quien el pasado mes de febrero determinó que no existía impedimento para haber iniciado la obra, donde además fueron talados muchos árboles, pues la autoridad aprovechó el cambio de comisariado ejidal para pactar un convenio que los hoy afectados consideran apócrifo.

Un juez agrario determinó que no existía figura representativa del ejido, dando pie al ‘legal’ inicio de obra.

Los trabajos de urbanización de dicha avenida permitirán que automovilistas tengan libre acceso desde Zacatelco a la autopista Puebla-Tlaxcala, sin embargo, no fueron respetados los pasos peatonales necesarios para campesinos que diariamente utilizan dicha vía para conectarse (sin pagar) con el resto de sus parcelas.

Ahora, David Xochicale, comisariado ejidal, denunció también a este medio, que los materiales que colocan en la obra permitirán las inundaciones y ponen en riesgo el buen flujo del drenaje sanitario de la región, pues este, podría terminar en casa de los pequeños propietarios.

Los afectados sostienen que, según la promesa de conclusión de obra, esta debía quedar concluida en el mes de junio, fecha límite para la entrega de los trabajos que realiza la SECODUVI, de lo contrario, los quejosos podrán presentar el pago de los daños ocasionados.

En tanto, a más de 100 familias de pequeños propietarios que pagan impuestos y mil 233 ejidatarios se les han violado sus derechos de propiedad y negado el acceso al proyecto ejecutivo de la obra.