Van Tlaxcala por 1.5 millones de árboles en programa de reforestación

  • Escrito por Alfredo González
  • domingo 05 agosto 2018
  • Categoría: Tlaxcala

Inició este domingo en el área natural protegida La Cueva de Apetatitlán; se atenderán también parques, jardines y camellones de municipios.

Este domingo dio inicio el Programa Estatal de Reforestación 2018 en el área natural protegida La Cueva, en el municipio de San Pablo Apetatitlán, mismo  que tiene como meta plantar un millón 500 mil árboles en diversos puntos del Estado, de los cuales 1.2 millones serán especies forestales y 200 mil serán de ornato.

La estrategia de conservación medioambiental inició por la mañana en ese punto, donde se plantarán 25 mil árboles de cedro blanco para crear una malla natural a lo largo de mil 250 metros lineales que tiene de longitud el perímetro, acciones similares que se realizarán en otras dos áreas naturales protegidas de la entidad que son Teometitla y Pitzocales, además de reforestación en general.

Personal de la Coordinación General de Ecología (CGE) encabezado por su titular, Efraín Flores Hernández, junto con personas del Programa de Empleo Temporal, se dieron cita en La Cueva, donde el funcionario informó que se trata de 500 beneficiarios del PET y que se reforestarán aproximadamente mil 300 hectáreas en Tlaxcala, con una estimación de sobrevivencia de las plantas del 85 por ciento y se atenderán parques públicos, jardines y camellones de ayuntamientos que solicitaron donación de plantas a la CGE.

“Hay un compromiso permanente del Gobierno del Estado por el medioambiente como factor primordial para seguir trabajando. Los árboles nos ayudan a reducir el ruido, filtrar el agua para recargar los mantos acuíferos, generar sombra y embellecer el entorno. Vamos a fortalecer el escenario de La Cueva para que siga siendo un punto de referencia y reciba un sinnúmero de visitantes”, comentó.

De hecho, informó que en el humedal artificial que hay en el centro de esa área natural protegida, se plantó de manera experimental un hongo que atrapa de manera natural la materia orgánica y genera oxígeno, lo que ha permitido que la vida acuática se fortalezca con la existencia de carpas de gran tamaño y que se hayan dado nacimientos de peces.

Flores Hernández indicó que esa misma fase experimental será introducida a plantas de tratamientos de agua para “pulir” más el líquido residual  y descargarla con mayor calidad. Ese trabajo de investigación, agregó, se lleva a cabo en la Comisión Estatal del Agua y el tema es aprovechar al máximo los recursos que da la naturaleza.