Reporta INEGI alta incidencia de sobrepeso en policías

  • Escrito por Redacción
  • miércoles 14 noviembre 2018
  • Categoría: Tlaxcala

Asimismo, resultados de primera encuesta nacional de estándares y capacitación revela aparente falta de vocación.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía  dio a conocer los resultados de la Primera Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial, donde se contabilizaron los datos obtenidos de  55 mil  elementos del cuerpo policial en el país para brindar un panorama real de las condiciones  de las fuerzas del orden.

Según los datos recabado, se determino que el 40% de los integrantes ingresó en el cuerpo nacional de policía al estar en desempleo o no tener otra cosa que hacer, siendo que solo el 1% de los encuestados declararon que ser policía fue su vocación.

Se estima que existen más de 390,000 elementos de los cuales el 27% lleva menos de tres años ejerciendo sus funciones, además, el promedio de estancia en el puesto a nivel nacional solo se colocó en los 7.1 años, donde cabe destacar que tan solo el 20% de los elementos policiales son mujeres.

Por otro lado, en términos de obesidad y sobrepeso, también se refleja con un padecimiento casi generalizado en el gremio  policial, ya que solo el 20.4% del total tiene el peso adecuado. El 79.6% tiene problemas de sobrepeso u obesidad.

Mientras que, en lo que refiere a la juventud del plantel, un 58% de total es menor a 39 años, siendo que el 55% de ellos tiene al menos estudios medio superior.

Uno de cada 5 policias reconoció en la encuesta haber recibido una llamada de atención por parte de sus superiores, siendo que entre  las sanciones aplicadas por infringir las normas solo el 8% ha visto como su salario ha sido reducido.

Pese a ello, la totalidad de los encuestados recibe su aguinaldo según apuntó la encuesta, además de que el 80.5% reconoció haber recibido un curso de formación cuando entró al cuerpo.

Asimismo,el  35% de ellos reconoció haber sido víctimas de un delito en su mayoría de discriminación por parte de los ciudadanos, mientras que  el 75% de los encuestados reconoció haber usado la fuerza en sus labores en el último año.