TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

SÁBADO 9, 0 Y P
SÁBADO 24 DE JUNIO DE 2017       05:29 AM      

¿Hasta cuándo? PDF Imprimir E-mail
Victor Hernández Tamayo   
Miércoles, 08 de Febrero de 2017 21:22

columnaVictorHdz3Qué más tiene que pasar en Tlaxcala para que se le ponga un alto a la fabricación, almacenamiento  y uso de pirotecnia.

Nos queda claro que el uso de cohetones está relacionado con las festividades religiosas de los pueblos.

Sin embargo, por encima de todas esas tradiciones está la seguridad de la sociedad civil.

¿Acaso no fue suficiente lo ocurrido en Nativitas hace algunos años, para entender la urgencia de tomar medidas?.

No se han dado cuenta las autoridades que las peores tragedias ocurridas en Tlaxcala están relacionadas con la pólvora.

Y en esta responsabilidad  están incluidos a los gobiernos federal, estatal, municipal y autoridades religiosas.

Sobre todo la iglesia católica de Tlaxcala, cuyos sacerdotes se resisten a pedir a sus fieles que dejen de utilizar pirotecnia.

Aunque si la población se resiste a hacerlo por las buenas, es momento de endurecer las leyes con sanciones más fuertes.

Es cierto que cientos de familias dependen de la fabricación de cohetones, pero la vida de las personas es primero.

En los lugares autorizados por el ejército, alejados de la población, se siguen presentando tragedias.

Más aún en bodegas clandestinas como la que explotó ayer en Ixtacuixtla, que carecía de las más elementales normas de seguridad.

El saldo fue de dos personas calcinadas y varias lesionadas, pero la tragedia pudo ser mayor que la de Nativitas.

Por eso preguntamos de nuevo ¿Hasta cuándo se va a poner un alto a esa actividad peligrosa?

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Última actualización el Jueves, 09 de Febrero de 2017 07:03
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Banner