TwitterFacebookYoutubeFeed






DOMINGO 30 DE ABRIL DE 2017       01:31 PM      

Marco y Beatriz PDF Imprimir E-mail
Víctor Hernández Tamayo   
Domingo, 08 de Enero de 2017 21:35

columnaVictorHdz3Productivo e interesante el encuentro que sostuvieron el gobernador Marco Mena y la embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes.

Sobre todo, porque la ex gobernadora de Tlaxcala se había mostrado reacia a dar su apoyo al nuevo mandatario local.

Desde el proceso electoral pasado se hicieron evidentes la diferencias, cuando La Paredes dio todo su apoyo a Lorena Cuéllar.

Es conocido que la ex presidenta del CEN del PRI, operó en el centro de la política nacional para entregar Tlaxcala al PRD.

No sólo eso, sino que también mandó a su staff, encabezado por Daniel Herrera, a la campaña de la senadora perredista.

Ella negará todo, como negó su participación en las alternancias de Alfonso Sánchez Anaya (PRD) y Héctor Ortiz Ortiz (PAN).

Pero la realidad es que nunca apoyó ningún evento de Marco Mena, desde que protestó como candidato del PRI, ni cuando ganó.

Nos enteramos que Marco y Beatriz se encontraron a fines de septiembre, antes del fallo del TEPJF que validó la elección.

Tampoco tenemos conocimiento de lo que hablaron, pero eso algo tuvo que ver en el apaciguamiento con que Lorena recibió el dictamen.

Ahora, de nueva cuenta, no sabemos de qué conversaron el mandatario y la ex gobernador de Tlaxcala, menos los compromisos que hicieron.

Es posible que Beatriz Paredes haya pedido espacios para gente de su grupo, sobre todos para los marginados por el gobierno anterior.

Aunque, en los hechos, la ex mandataria siempre ha tenido posiciones en cargos públicos y de elección popular en el estado, en todos los gobiernos.

En la actual legislatura, colocó a su sobrino Enrique Padilla y a Eréndira Cova Brindis. Y pudo tener otra curul más, pero con la hija de Fermín Sánchez perdió el distrito.

Lo interesante de todo, es que si hubo acuerdos políticos, se avizora una etapa de tranquilidad para Tlaxcala, pues entre ambos no hay diferencias.

Hay que recordar que el papá del gobernador de Tlaxcala, Antonio Mena Montelegre, fue secretario de Gobierno en el sexenio de Beatriz Paredes Rangel.

RÁFAGAS…

Por cierto, les cuento que nos encontramos el viernes al gobernador Marco Mena, en un restaurante de la ciudad de Tlaxcala.

Y notamos que el hecho de que anduviera prácticamente solo, sin séquito, causó buena impresión entre los comensales.

El mandatario estatal desayunó con una persona, pagó la cuenta, saludó a las mesas y salió del lugar completamente solo.

Eso que presenciamos, es algo que no pueden hacer gobernadores de otros estados, por la inseguridad y el rechazo ciudadano.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Última actualización el Domingo, 08 de Enero de 2017 21:56
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Banner