TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

SÁBADO 9, 0 Y P
SÁBADO 24 DE JUNIO DE 2017       05:21 AM      

Peña…el incomprendido PDF Imprimir E-mail
Roberto Desachy Severino   
Miércoles, 11 de Enero de 2017 20:27

columnaRobertoD“Nadie me quiere, todos me odian, mejor me como un gusanito”, es la interpretación de un artista conocido como “El General”, cuya canción, “El Paso del Gusanito”, refleja exactamente lo que le pasa a Enrique Peña Nieto desde el inicio de su gestión: nadie lo quiere –ni su esposa, que solo lo usa- y nadie de entre 120 millones de mexicanos lo comprende: https://www.youtube.com/watch?v=lN0BU6PUy0c.

A estas alturas, por más marchas ciudadanas, protestas y críticas que se les realicen, es claro que Peña Nieto, José Antonio Meade y cía NO darán marcha atrás a los gasolinazos. Porque no será solamente uno, ya que en febrero habrá otro aumento fuerte de los combustibles y, aunque los spots radiofónicos del gobierno federal digan que los precios del gas y la gasolina  pueden bajar, la realidad es que nadie le cree al Presidente de la República.

Vamos: en agosto del año pasado, el flamante dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, justificó los gasolinazos con el argumento de que “estamos cerca del tope” y de que, según él, pronto no habría más. Pero mintió, como sucede habitualmente con él y su partido:    http://desdepuebla.com/faltan-mas-gasolinazos-pero-estamos-cerca-del-tope-ochoa-reza/142587/.

VIOLENCIA, CORRUPCIÓN, INSEGURIDAD, GASOLINAZOS…PARA BIEN DE LOS MEXICANOS

Repudiado por la gran mayoría de los mexicanos, exhibido y ridiculizado en las redes sociales, rechazado en el exterior por su ignorancia, sus deslices verbales continuos y la corrupción que acompaña su gobierno desde el principio, Peña Nieto luce cansado, harto y cada vez más ensimismado.

Es difícil saber qué piensa el presidente de México (porque, aunque usted no lo crea, desde luego que sus funciones neuronales se llevan a cabo de manera normal) pero el hecho de que haya salido 3 veces en menos de una semana a tratar de “explicar” que los gasolinazos y el incremento a la luz y al gas son “lo menos malo” para el país y su insistencia en exigir que los mexicanos lo comprendamos y hasta nos pregunte ¿”Qué hubieran hecho ustedes?” son señales de un político desesperado:  http://desdepuebla.com/mexico-sigue-teniendo-gasolinas-baratas-pena-nieto/171716/

Peña Nieto se siente incomprendido, decepcionado de millones de mexicanos que no lo entendemos, que no asumimos que los gasolinazos son lo “mejor” para que dentro de 30 o 40 años, quizás, los nietos de los jóvenes de hoy vivan en un país mejor, como él y su partido lo han prometido desde hace 6 o 7 décadas.

Y, sin duda, el presidente tiene razón, debido a que – al menos yo-no logro entender por qué o cómo es que la violencia, inseguridad, corrupción, endeudamiento, devaluación y todo lo que ha generado o acrecentado el régimen de Peña Nieto pueda ser, algún día, para bien de los mexicanos.  

HASTA DONALD TRUMP RECHAZA LA GENUFLEXIÓN PEÑISTA

Y la incomprensión hacia Peña Nieto no se da solamente en México, también en Estados Unidos: desde la campaña presidencial en Estados Unidos, el Ejecutivo mexicano apostó por Donald Trump, pese a las críticas y a la vergüenza nacional que ello generó. Y una vez que el loquito ganó las elecciones americanas…el huésped de Los Pinos se ha mostrado como es propio de él: sumiso, genuflexo, suplicante hacia el millonario racista:   http://desdepuebla.com/pena-nieto-arranca-relacion-con-trumppresident-desde-el-dia-1/161493/

¿Y cómo reaccionó Trump ante el empinamiento peñista, que nombró a Luis Videgaray titular de la SER y no pierde oportunidad de cuadrársele?… con amenazas, con su mismo discurso de que construirá el muro fronterizo y hará que el gobierno mexicano se lo pague. Quizás esto explique la urgencia de Los Pinos por aumentar el saqueo de los bolsillos de los mexicanos con los aumentos de la gasolina, el gas, la luz y la espiral inflacionaria que ya está generando.

¡Qué poco presidente elegimos los mexicanos en 2012! (no voté por él, pero vivo acá y sus decisiones me afectan como a todos), pobre Peña, mejor que, como dice la canción, se coma un gusanito.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Roberto Desachy Severino

Columnas anteriores...

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner