TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

MIÉRCOLES 3 Y 4
MIÉRCOLES 28 DE JUNIO DE 2017       05:30 AM      

La sombra del joven guerrero recorre Tlaxcala PDF Imprimir E-mail
Tzuyuki Flores Romero   
Viernes, 12 de Mayo de 2017 07:50

columnaFlores2Recapitulemos: la nación tlaxcalteca era enemiga de México-Tenochtitlan, así que al llegar Hernán Cortés, no hizo que los tlaxcaltecas “traicionaran” a nadie, sino que más bien aprovechó las enemistades entre los pueblos para derrocar al imperio mexica.

Sin embargo, la empresa no fue fácil. Primero decidió enviar una embajada de paz que no resultó y, posteriormente, tan pronto llegó a las inmediaciones de Tlaxcala, fue atacado por el ejército de Xicohtencatl Axayacatzin el Joven, destacado guerrero y poeta, hijo del tlatoani de Tizatlán, Xicohtencatl el Viejo.

Ambos, padre e hijo, no estaban convencidos de unirse a los españoles para atacar a sus enemigos. Xicohtencatl fue derrotado dos veces por los españoles; sin embargo, siguió con la resistencia mientras los jefes de los cuatro señoríos tlaxcaltecas discutían si debían o no hacer un pacto con los extranjeros. Cortés le informa a Carlos V, emperador del Imperio Romano Germano, en su segunda carta de relación, lo difícil que fue derrotar a los guerreros tlaxcaltecas: “entre tanta multitud de gente y tan animosa y diestra en el pelear y con tantos géneros de armas, salimos libres”.

Bernal Díaz del Castillo, cronista español; Andrés de Tapia, testigo de los hechos; Fernando de Alva Ixtlixochitl, historiador castizo de Texcoco, y Tadeo de Niza de Santa María, indígena tlaxcalteca, confirman la historicidad de la resistencia que opuso el ejército tlaxcalteca a los españoles.

Sin embargo, Maxixcatzin, uno de los cuatro tlatoanis, convenció a los demás de hacer un pacto con los extranjeros en contra los mexicas. Los cuatro señores tlaxcaltecas se reunieron con Cortés en el Palacio de Xicohtencatl y le preguntaron a los recién llegados cuáles eran sus intenciones. Los españoles respondieron que iban a evangelizarlos, a hacer que creyeran en el verdadero Dios y que abandonaran a sus ídolos, a lo cual los tlaxcaltecas se opusieron; sin embargo, después se dejaron bautizar y con esa acción quedó sellada la alianza hispano-tlaxcalteca.

Posteriormente a la Batalla de la Noche Triste que perdiera Cortés en contra de los mexicas, Xicohtencatl el Viejo le ordenó a su hijo detener los ataques y marchar con los españoles contra México-Tenochtitlan ya en el año de 1521.

Al sumar su ejército al de los españoles, Xicohtencatl el Joven supo que el pacto no sería justo y al ver que varias de sus propuestas fueron ignoradas, Xicohtencatl Axayacatzin decidió retirarse a Tlaxcala, con el fin de reformar su ejército y emprender la batalla en contra de los europeos, pues creía que la alianza sólo les traería una servidumbre más grande que la que podrían tener con los aztecas; sin embargo, al notar su ausencia, Cortés lo manda a aprehender, y así el combativo y poeta Xicohtencatl Axayacatzin fue ahorcado en Texcoco.

El 12 de mayo se conmemora la muerte de Xicohtencatl el Joven, progenitor que aún vigila a su pueblo desde lo alto de las escalinatas de los héroes y cuya estatua se ubica en otros puntos de la entidad como en su tierra Tizatlán, y en el parque que lleva su nombre en el centro de la capital, donde los que no saben, han tratado de humillarlo, pero donde a pesar de todo se impone como símbolo de la resistencia indígena.

Está en nuestras manos preservar su historia y hacerle un magnánimo reconocimiento, pues sin duda su legado de fortaleza, identidad y poesía aún circula por nuestras calles.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar